Imprimir

Icono whatsapp

El área de Derechos Humanos



Personas frente a la biblioteca de Aiete
El área de derechos humanos del Ayuntamiento de San Sebastián concentra sus esfuerzos en promover la defensa de los derechos humanos de todas las personas y todos los pueblos. Estos son algunos de los ejes de este área:
  • La contribución a la consecución de la paz justa y sostenible en Euskal Herria y en todo el mundo.
  • La recuperación de la memoria histórica, a través de la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas y la no repetición del daño.
  • La investigación, denuncia, reconocimiento y reparación de las vulneraciones de derechos humanos de todas las personas, en especial de las que han sufrido las consecuencias del terrorismo y la violencia.
  • La formación, información y sensibilización a favor de los derechos humanos y educación en valores.

Todo ello para contribuir a crear un marco de convivencia en que todas las personas puedan desarrollar sus proyectos de vida basados en los valores del respeto, el diálogo, la libertad de decidir y de actuar, la solidaridad, la participación, la corresponsabilidad, la equidad, la no discriminación o la igualdad de oportunidades.

Y lo hacemos desde el ámbito local, pero con vocación global. Porque todas las iniciativas, por humildes o pequeñas que sean o de dónde procedan y que tengan como meta mejorar la calidad de vida en todos los ámbitos, suman; se contagian y extienden.


Proyecto estratégico y compartido


No estamos sólos/as: el área de derechos humanos, trabaja en conexión con los centros educativos y con otros departamentos municipales, colectivos, universidades, asociaciones ciudadanas, e impulsa su presencia y proyección en todo el mundo. Además, en la Comisión Especial de Derechos Humanos, presidida por el alcalde y abierta a la participación de todos los grupos municipales, se analizan diferentes aspectos relacionados con los derechos humanos.

Y estamos en un lugar que es un verdadero símbolo. Estamos en la antigua residencia de verano de Francisco Franco. En la actualidad es la Casa de la Paz y los Derechos Humanos. Es por tanto un símbolo de la recuperación para la ciudadanía y para los derechos humanos de un espacio que estaba ocupado por el mayor representante de la dictadura.


Interior del palacio de Aiete
En este lugar tampoco estamos solos/as. La Casa de la Paz y los Derechos Humanos es un proyecto estratégico en el que se unen diferentes áreas municipales y organismos de ámbito internacional y local que trabajan en el ámbito de la cooperación, la diversidad cultural, la convivencia, la paz y la resolución de conflictos: el departamento municipal de Cooperación, el de Diversidad Cultural, Euskal Fondoa, y Globernance (Instituto de Gobernanza Democrática).

Además, la Casa de la Paz forma parte de un programa que une cultura y derechos humanos, cultural: el Parque Cultural de Aiete en íntima conexión con el Centro Cultural Aiete, cuya programación y servicios (Haurtxoko, Gazteleku, biblioteca, cursos, exposiciones, etc.) están especializados derechos humanos. Asimismo, se completa con la Casa de los Cuentos, espacio dedicado a la infancia, y con el equipamiento del Topalekua.

Todos estos espacios dan como resultado un espacio único que invita a la reflexión, al entendimiento, la armonía, el respeto y el civismo.